sábado, 29 de mayo de 2010

Francamente Aymara

Es verano acá. Salen a relucir por las calles los vendedores de lentes para el sol, camisetas y gorros para turistas y uno que otro aymara. ¿Aymaras, en Washington?

¿No eran indios los aymaras? Del altiplano, invadidos y sometidos por los incas, bastante antes de los carapálidas españoles. Son 2 millones hoy en Bolivia, Chile y Perú.

Al que le escucho tocar su quena se llama Franco. Es boliviano y forma un grupo folklórico, Aymara Star, cuyos temas vende en CD a tres cuadras de la Casa Blanca.

¿Quién hubiera dicho que la vida un día me traería una quena alucinadora a la esquina en cruz a mi oficina, en pleno centro de la capital imperial?

Quena con micrófono y altoparlante. Quena que baila sus bailecitos de los Andes. Quena que, hacia la tardecita cuando la muchedumbre se va del trabajo, toca aires más conocidos a los transeúntes estadounidenses.

Fijate: "My Way" de Frank Sinatra, tocado en quena.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muchas gracias por gustar de mi musica
lo hago con todo el corazon y toda mi alma
por personas como ustedes
es que el mundo es mas hermoso

-Franco

Laura dijo...

Y bueno, nosotros los latinos, también tenemos nuestra forma de invasión... danos tiempo! Ja, ja!
Acá, en la plaza de Morón o en lugares de la capital, o en el subte... también se ven estas expresiones artísticas, que son a la vez, un modo de ganarse la vida, resistiendo a las propuestas del mercado (o por estar fuera de él). Hay de todo.
Y como bonus, si uno se lo permite, podés volar un ratito por algún cerro con un cielo limpio y brillante.